Obras

Por suerte, a cuentagotas creció el barrio, de manera que no nos faltó en ningún momento una construcción que nos proporcionase entretenimiento: materiales, experiencias, sustos…