Un comentario el “MERIENDAS EN EL CAMPO DEL MORO ……………………………………………………

  1. recuerdo que el muro que quedaba, juraban a las cartas los viejos, que se arrimaban a la “paredilla” que protegía de los vientos del norte. Allí estaba la chabola de María Perriña. Pregunta a alguno de los años 50. A finales de los sesenta, en esa explanada se llego a plantar maíz, que nos permitía jugar al escondite, sin que nos viera el dueño. Jugábamos también en Pirelli, se llamaba a la parte baja del monte, hacia las Jubias, había un gran cartel de Pirelli . Eramos intrépidos- inconscientes y cruzábamos (hoy no me atrevería) los túneles del tren hasta el colegia Liceo, una docena de ocasiones.
    Fui al colegio de las Ferreñas y Jobita, todo eso antes del cole Anxo da Guarda… Me alegro que recordéis esos años de barrio, va quedando poca gente….
    un saudo
    Paco

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s