2 comentarios el “MERIENDAS EN EL CAMPO DEL MORO ……………………………………………………

  1. recuerdo que el muro que quedaba, juraban a las cartas los viejos, que se arrimaban a la “paredilla” que protegía de los vientos del norte. Allí estaba la chabola de María Perriña. Pregunta a alguno de los años 50. A finales de los sesenta, en esa explanada se llego a plantar maíz, que nos permitía jugar al escondite, sin que nos viera el dueño. Jugábamos también en Pirelli, se llamaba a la parte baja del monte, hacia las Jubias, había un gran cartel de Pirelli . Eramos intrépidos- inconscientes y cruzábamos (hoy no me atrevería) los túneles del tren hasta el colegia Liceo, una docena de ocasiones.
    Fui al colegio de las Ferreñas y Jobita, todo eso antes del cole Anxo da Guarda… Me alegro que recordéis esos años de barrio, va quedando poca gente….
    un saudo
    Paco

    Me gusta

  2. Efectivamente María Perriña vivía en una chabola alli, su cara no la recuerdo. También vivía la Sra. Manuela en la chabola que había al final de la antigua Av. de los Caidos, al pasar las casas de Claudio y que hacía el desvío con el coche hacia la derecha para llegar a la actual plaza de la Concordia, pasando del asfalto de las casas de Claudio a la tierra y baches en la plaza actual, antes no era plaza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s